El pasado 15 de marzo, el grupo de proyectos de REDES nos convocó a una jornada de formación en la sede de Karit, Solidarios por la Paz, para poder aprender un poco más sobre Derechos Humanos y Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en proyectos de agua y saneamiento. El día comenzó con datos que no dejaron indiferentes a los más de 20 asistentes de una docena de diferentes organizaciones: 663 millones de personas no tienen acceso a una fuente mejorada de agua, 2.400 millones de personas carecen de acceso a servicios básicos de saneamiento, cada año se pierden 443 millones de días escolares debido a enfermedades causadas por la falta de agua y saneamiento.

Ángel Fernández de la ONGD Madreselva y José Luis Trimiño de la ONGD Energías Sin Fronteras nos hablaron de la creciente importancia del Derecho al Agua y Saneamiento para la comunidad internacional. En 2015, por ejemplo, el Derecho al Agua y al Saneamiento se dividió en 2 derechos dando a cada uno su relevancia. También ha quedado demostrada esta importancia en la introducción de un Objetivo de Desarrollo Sostenible específico de agua y saneamiento (recordando que en los ODM era una meta y no tenía objetivo propio).

A continuación, Ángel continuó con su intervención, dando a los asistentes algunas pautas a tener en cuenta a la hora de formular proyectos de este tipo. Por ejemplo, no sólo nos tenemos que fijar en el acceso, sino además en calidad, aceptabilidad cultural, disponibilidad y asequibilidad.

Después de la pausa para el café, continuaron Fernando Urquiza, que nos presentó la labor de Energías Sin Fronteras, su historia, actividades y proyectos. Cerró la parte de exposiciones Enrique Alcor, que nos acercó la Energía Fotovoltaica y su implementación en el desarrollo. A través de proyectos llevados a cabo por ESF ejemplificó la gran herramienta que supone utilizar energía solar en los proyectos de cooperación. Desde cocinas mejoradas, uso de paneles solares para bombas de agua o la electrificación de una ecoaldea en Kenia. Una manera de dar acceso a la energía a las poblaciones más vulnerables con las que trabajamos, cuidando el medio ambiente y trabajando en línea por el cumplimiento de los ODS. La jornada se cerró con un pequeño aperitivo para compartir las experiencias entre los asistentes y Energías Sin Fronteras.