El clamor ecosocial sigue creciendo y suena con fuerza la semana del 20 al 27 de septiembre.

La alianza Futuro en Común, en la que REDES participa, se suma al llamamiento #StandTogetherNow para que los gobiernos, cuyos líderes se reunirán el 23 en la cumbre climática de la ONU, emprendan acciones audaces para lograr la justicia social, económica y ambiental. Denuncia que los ODS se hallan amenazados debido a la falta de acción contra el cambio climático, el aumento de las desigualdades y una creciente represión del activismo cívico pacífico.

El 27 de septiembre multitud de colectivos sociales se unirán en todo el mundo a las marchas para pedir que se declare la emergencia climática y los gobiernos tomen medidas concretas para superar el modelo socioeconómico que compromete seriamente nuestro futuro.

La movilización supone un ejercicio de esperanza activa, ante una crisis de magnitudes sin precedentes. Las organizaciones cristianas (asociaciones, parroquias, congregaciones...), fermento en la masa, participamos en la sociedad civil gritando esta denuncia y proponiendo nuevos caminos. REDES continua apostando por capacitarnos para esta misión, como comprobaremos en el próximo Encuentro Nacional de Incidencia Política de 25-26 de octubre. Nuestra respuesta en JPIC (Justicia, Paz e Integridad de la Creación) es irrenunciable.