Pricing Table Particle

Quickly drive clicks-and-mortar catalysts for change
  • Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up

Pocos días después del Sínodo Amazónico nos encontramos en Madrid con Pedro Sánchez y Asunta Montoya, de la Red Iglesias y Minería. Esta alianza se inició en Lima en 2013, continúa sumando una pluralidad de entidades y comunidades vinculadas a distintas confesiones, y está hermanada con REPAM, CIDSE o VIVAT. Ha celebrado cuatro asambleas desde entonces, más dos encuentros de comunidades afectadas por la minería en Latinoamérica.

Estos líderes nos describieron la situación de vulneraciones de DDHH causadas por el extractivismo minero y el empuje que diversos obispos están desarrollando en esta denuncia, como Eugenio Cotter (Bolivia-Pando), Vicente Ferreira (Brasil-Belo Horizonte, donde se produjo el crimen ambiental de Brumadinho a comienzos de este año) o el mismo Pedro Barreto, vicepresidente de REPAM. Mons. Ferreira lidera la recién creada comisión episcopal de Minería en Brasil.

El fin de I&M es acompañar a comunidades afectadas por esta minería, pero también a comunidades de fe en todo el mundo, fundamentando teológicamente su toma de conciencia sobre esta problemática. La red promueve seminarios y retiros para fortalecer esta perspectiva y se pone a disposicón de la Iglesia para ello. Pedro destacaba cómo el Sínodo ha supuesto un impulso al reflexionar oficialmente sobre el pecado ecológico (Documento final del Sínodo Amazónico, 82).

Segundo encuentro de comunidades afectadas por la minería en Latinoamérica, Brasilia 2018

Pedro y Asunta nos presentaron la campaña Desinversión que propone a las entidades religiosas de Europa reflexionar para que sus inversiones no alimenten compañías extractivas que vulneran DDHH en Latinoamérica. El número 70 del Documento final del Sínodo recoge:  asumimos y apoyamos las campañas de desinversión de compañías extractivas relacionadas al daño socio-ecológico de la Amazonía, comenzando por las propias instituciones eclesiales y también en alianza con otras iglesias. La campaña de Iglesias y Minería se lanzará en Europa en 2020 desde una nueva oficina en Bruselas, aunque ya ha recibido importantes apoyos como el de la Iglesia Anglicana (que dejó de invertir en la multinacional VALE después del crimen de Brumadinho).

Esta campaña se enmarca junto a procesos de reflexión y denuncia similares, como los que promueven las desinversión en compañías vinculadas a los combustibles fósiles y que ya han suscrito las Conferencias Episcopales de Irlanda, Austria y Bélgica. Estas campañas tendrán espacio en el Foro COP25, opción Laudato Si que se celebrará el 5 de diciembre en Madrid.

CONSENTIMIENTO COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Política de Cookies. Saber más

Acepto

Únete a REDES

¡Únete ahora!

Boletín de noticias