Pricing Table Particle

Quickly drive clicks-and-mortar catalysts for change
  • Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up

 

En la reciente exhortación Querida Amazonía, Francisco nos ofrece su reflexión sobre todo el proceso del pasado Sínodo para la Amazonía y su documento final. Al leerla desde el horizonte de REDES, nos resalta puntos fundamentales de lo que somos y queremos ser, en concreto, del documento marco sobre Incidencia Política que venimos difundiendo entre nuestras socias. 

Está dirigida a todo el mundo, porque sabe que lo que se propone para este territorio singular debería enseñarnos lecciones aplicables a toda nuestra sociedad y todo el planeta. „El destino de la Amazonía nos afecta a todos, porque todo está conectado y la salvación de esta región y sus pueblos originarios es fundamental para el mundo entero“, señala el Cardenal Czerny, secretario del Sínodo. La salvación no solo en sentido teológico...

Francisco plantea su reflexión en clave de cuatro grandes sueños, lo que resuena con el sueño que acompaña nuestro caminar como red desde 2016: el sueño social, el cultural, el ambiental y el pastoral, al que dedica la mayoría de sus páginas.

Los derechos de los pueblos originarios, los últimos de esa sociedad, están en el centro. Su voz debe ser escuchada, como ha resonado en las salas vaticanas en octubre, y en nuestras REDES territoriales en noviembre durante la gira del Equipo Itinerante. Estas personas nos proponen el „buen vivir“ que durante siglos han disfrutado en su intercambio con el resto de la Amazonía. Nos enseñan su „feliz sobriedad“. Sin embargo, los intereses colonizadores que expanden –legal e ilegalmente- el extractivismo suponen una amenaza y un clamor. Francisco denuncia así cómo incluso la ley ampara en ocasiones comportamientos contrarios a la defensa de la Vida. Esto constituye una injusticia y un crimen. La voz profética de la Iglesia pasa por escuchar las voces de los pueblos originarios. El papa nos invita a indignarnos, como Moisés en Egipto, y a seguir proponiendo alternativas sostenibles (n.17) a través de redes de solidaridad, como REPAM. Cita en este punto a Juan Pablo II, que abogó por una globalización de la solidaridad que no dejara a nadie al margen (anticipando así el lema de la Agenda 2030). El n.25 del documento, se refiere explícitamente a evitar la connivencia de las estructuras eclesiales que en ocasiones han aceptado donativos o mantienen inversiones en las propias empresas que atentan contra la Amazonía, como viene denunciando la red Iglesias y Minería en su campaña Desinversión.

Este territorio singular es un lugar teológico, en el que Dios mismo se muestra y nos convoca. No es un recurso para explotar, sino un lugar para contemplar, no solo un sistema para analizar o utilizar, sino un espacio para amar. Con esta mirada podemos reconocer el Misterio precioso que nos supera, descubrir un lugar para relacionarse con otros muchos seres de la Creación. Una interrelación de cuidados mutuos entre ellos. La enseñanza que nos ofrecen sus pueblos puede transformarnos como personas, para que optemos por estilos de vida diferentes a los que propone el sistema consumista y la cultura del descarte. En este sentido venimos incidiendo con la campaña Si Cuidas el Planeta Combates la Pobreza, en la que REDES viene trabajando junto al resto de entidades aliadas de Enlázate por la Justicia. Dentro de ella vamos a elaborar precisamente un material para difundir esta nueva exhortación sabiendo que puede ayudar mucho en nuestras distintas comunidades.

En la Amazonía es necesario anunciar y seguir anunciando que Dios ama infinitamente a cada ser humano, y de ese anuncio surge el amor fraterno, que se expresa en organizaciones o estructuras como las que conforman REDES. Este recordatorio supone para nuestras entidades una llamada a mantener la referencia a las misioneras y misioneros de nuestras congregaciones que han optado por compartir su vida con los pueblos amazónicos, y los pueblos empobrecidos en otros espacios. Así participamos en la síntesis evangélica que se anuncia entre ellos.

María, Madre de la Vida...

Toca la sensibilidad de los poderosos

porque aunque sentimos que ya es tarde

nos llamas a salvar

lo que todavía vive. 

 

Podéis consultar la Exhortación completa y otros materiales en este enlace.

CONSENTIMIENTO COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Política de Cookies. Saber más

Acepto

¿Te gustaría que tu entidad se sume a REDES?

Boletín de noticias