La campaña “Si cuidas el planeta, combates la pobreza”, nació aprovechando el interés estratégico de las cinco organizaciones que participaban entonces en Enlázate por la Justicia (Cáritas, Confer, Justicia y Paz, Manos Unidas y Redes), a las que posteriormente se ha unido CEDIS, sobre el Cuidado de la Creación, así como el impulso que supuso la encíclica Laudato Si’ (LS). 

Después del posicionamiento al inicio de la situación de pandemia y del último documento de trabajo de #conectapobreza, sobre nuestros hábitos de vestido, los grupos de trabajo de la Campaña hemos venido reflexionando sobre los siguientes pasos que podíamos tomar en el nuevo escenario que ha planteado la pandemia y la propuesta del Año Laudato Si'

En este diálogo, hemos decidido prorrogar por un año la Campaña, hasta mayo de 2021, para acompañar este Año Laudato Si'. 

La campaña en su inicio se proponía “Contribuir a la transformación del actual modelo de desarrollo injusto, insolidario e insostenible y a la construcción de una ciudadanía global y solidaria, consciente de la necesidad del cuidado del planeta y dispuesta al cambio de hábitos y prioridades.”

Sin abandonar este objetivo inicial, a lo largo de este año de continuidad pensamos que debemos centrarnos más en promover la Laudato Si’, insistiendo en la necesidad de que la encíclica permee en nuestra sociedad, y especialmente en nuestra Iglesia y sus organizaciones, integrando su interrelación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y con la pandemia.

Líneas de acción

La propuesta es reforzar las líneas de incidencia y compromiso personal, eclesial y social, concretándolas en relación a estos tres ejes o hitos del Año Laudato Si’:

Tiempo de la Creación – Casa Común

Educación/Pacto Educativo Global – Futuro Común 

Evento La economía de Francisco – Bien Común

La Laudato si’ nos ayudará, en la post pandemia, a la construcción de la nueva sociedad, de una economía del Bien Común y de reconstrucción de la Casa Común.

Tal y como nos dice LS, vivimos en un mundo en crisis y esta es única, con dos caras: humana/social y ambiental. La COVID 19 ha impactado en nuestras vidas agudizando esta única crisis. La manera de enfrentar sus consecuencias está aumentando la desigualdad. Y, aunque la social es muy grave (paro, aumento de la pobreza, aumento de la brecha digital) y debemos afrontarla, no podemos olvidar la parte ambiental, que se va a ver perjudicada de inmediato por las medidas que se adopten para combatir la pandemia y su impacto en la economía y en la sociedad.

Podemos temer que muchas de las iniciativas ambientales que se pudieron estar tomando sean abandonadas para salvar la economía, o sean consideradas caras en tiempos de crisis económica y recesión. Reconocemos con optimismo la decisión de la Unión Europea de promover una salida a la crisis económica construyendo lo que ha denominado la Europa Verde (a la que el gobierno de España se une), pero, dadas las anteriores experiencias, por la voluntariedad de la mayoría de las medidas, es importante que renovemos nuestro compromiso en: “Proponer una forma de avanzar que valore la justicia y los derechos humanos y que coloque la vida por encima del lucro. Se debe tomar la crisis del coronavirus como una oportunidad para iniciar una transición justa, así como para introducir un nuevo sistema económico que esté primero al servicio de las personas y del planeta”. Declaración de CIDSE asumida por 110 obispos.

Agenda

Los hitos indicados anteriormente se desarrollarán según este calendario, que se extenderá también a lo largo del primer semestre del 2021:

1)    1) Tiempo de la Creación - Casa común: 1 septiembre – 4 octubre

2)  2) Pacto Educativo Global - Futuro Común: 15 octubre / mayo 2021

3)  3) Evento La Economía de Francisco - Bien Común: 21 noviembre

En este tiempo, recuperaremos muchas de las actividades ya propuestas tanto para el Decálogo Verde como el material “Conecta pobreza” ajustándolas a los citados hitos a través de los Objetivos Laudato Si’ propuestos en el documento marco del Vaticano para el Año Laudato Si’.

A primeros de septiembre difundiremos las primeras propuestas de reflexión y acción para el Tiempo de la Creación, en coordinación con el Movimiento Católico Mundial por el Clima y a nivel ecuménico. Por lo pronto, invitamos a unirse a la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación que se celebrará en multitud de diócesis. En Madrid, será el 12 de septiembre, convocada por la Comisión Diocesana de Ecología Integral.

REDES, dada la fuerte vinculación educativa de muchas de nuestras socias, liderará las propuestas en torno al eje del Pacto Educativo Global. Invitaremos a un evento preparatorio on line en octubre, junto al evento oficial programado también on line para el 15 de octubre.

Tenemos pues un año cargado de propuestas para responder como Iglesia a los retos de la crisis socio ambiental. Como han expresado multitud de entidades sociales de todo ámbito, la crisis de la COVID no hace sino interpelarnos con mayor urgencia para dar esa respuesta.