La directiva europea sobre Derechos Humanos y Empresas ha dado un paso definitivo. El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado el miércoles 10 de marzo el Informe del Comité de Asuntos Jurídicos sobre Diligencia Debida de las empresas en materia de DDHH y medio ambiente. En el largo camino que REDES viene acompañando, la semana pasada enviamos, junto a Alboan y la coalición europea de entidades eclesiales de desarrollo CIDSE (en la que participa Manos Unidas), cartas a los representantes españoles en la eurocámara, instándolos a votar a favor del informe y en apoyo a este proceso legislativo. 

Una vez que el Parlamento Europeo ha aprobado el informe, la Comisión Europea tiene el mandato innegable de actuar rápidamente para introducir una legislación que exija a las empresas que ejerzan la debida diligencia en sus cadenas de valor: identificar, evaluar, prevenir y mitigar los riesgos. Pretende asegurar que las empresas, de cualquier ramo, consulten con las comunidades afectadas previamente a emprender sus proyectos, se responsabilicen de los daños perpetrados y garanticen acceso a los tribunales a las víctimas de violaciones de derechos humanos y crímenes ambientales.

La votación coincide con el proceso de consulta de la Comisión Europea, donde más de medio millón de personas de todo el mundo y 700 organizaciones de la sociedad civil expresamos nuestro apoyo a una legislación sólida sobre la debida diligencia y la rendición de cuentas de las empresas, para garantizar que los bienes que ingresan a la UE cumplan con las normas laborales y climáticas.

Los abusos empresariales, con opacidad y escasa responsabilidad voluntaria, contribuyen a mantener las desigualdades, traicionando los fines positivos de su actividad emprendedora. Este tipo de legislación debe apoyar que la recuperación económica tras la pandemia suponga un salto adelante en sostenibilidad y respeto de los derechos humanos, hacia la consecución de la Agenda 2030, dentro del Pacto Verde Europeo y la Estrategia de Desarrollo Sostenible de España.

La economía con alma que promueve el papa Francisco y toda la Doctrina Social de la Iglesia, así como la Fratelli Tutti, nos invita a participar en las campañas de Incidencia Política para lograr nuevos marcos reguladores respetuosos. Esta es una seña de REDES, tal como hemos renovado en el Plan Operativo recientemente aprobado. El reciente coloquio Retos y desafíos para un mundo justo y sostenible desde una mirada cristiana, que lanzaba el proceso de reflexión de la alianza Enlázate por la Justicia, hacía énfasis en la Incidencia Política, dentro de todo el proceso de misión de las entidades eclesiales. Animamos a todas nuestras socias a participar de esta dimensión transformadora, para apoyar desde esta orilla a las comunidades con las que estamos comprometidas.