Alfredo Infante, director del Servicio Jesuita a Refugiados en America Latina y Caribe, nos habla de la dramatica realidad de las personas refugiadas colombianas y realiza un analisis de las especificidades de la realidad de los paises fronterizos a Colombia y su posicionamiento frente al conflicto y a las personas refugiadas.

Aprovechando tu visita a Entreculturas, nos gustaria saber que evaluacion haces de la situacion de las personas refugiadas en America Latina y Caribe, sobre todo, desde el punto de vista de las politicas migratorias que se estan implementando actualmente en la mayoria de los paises...

Lo primero que tenemos que decir es que Colombia, despues de Sudan, es la segunda crisis humanitaria del mundo, solo que la prensa internacional visibiliza otro tipo de situacion y America Latina esta bastante ausente en los medios de comunicacion europeos... Las estadisticas oficiales dan alrededor de 3 millones de desplazados internos en Colombia; en lo que respecta a los ninos soldado, es el segundo conflicto armado en numero de menores involucrados en la guerra, a nivel de minas antipersona tambien... Es decir, el problema de Colombia es muy grave, y ya no se puede hablar de un conflicto interno, sino que se trata de un conflicto regional. Todos los paises vecinos a Colombia estan salpicados por el conflicto. En Venezuela se calculan en torno a 250.000 refugiados colombianos (segun datos del ACNUR), aunque, si uno se acerca al nudo fronterizo entre Venezuela y Colombia se encuentra una explosion demografica tremenda que se debe al impacto de todas las personas que han llegado al pais huyendo de la inestabilidad colombiana.

En Ecuador se calculan tambien unas 250.000 personas refugiadas y en Panama cerca de 63.000, tambien en Costa Rica y en la region Amazonica de Brasil.

A partir de la implantancion del Plan Colombia en 2000, que fue arrinconando a la guerrilla (esto es, llevandolas a la frontera), los paises vecinos se han visto involucrados en el conflicto. En Venezuela, por ejemplo, hay secuestros, reclutamiento de ninos, extorsion de la poblacion, etc. Igualmente, la reciente crisis del pasado mes de marzo, demuestra la influencia de dicho conflicto en Ecuador. En realidad, el Plan Colombia estuvo impulsado por EEUU, que ha hecho enfasis en una linea que apuesta por la salida dura, y que ha incrementado el militarismo y agudizado el conflicto, so pretexto de la lucha antidroga. La estrategia era pasar del Plan Colombia a la Iniciativa Regional Andina (IRA) un plan militarista regional financiado por USA, que en el fondo no era otra cosa que una estrategia para la venta de armas en la region. Ahora bien, el giro a la izquierda de las politicas latinoamericanas (protagonizado por la llegada al poder de nuevos presidentes de gobierno) ha impedido el desarrollo de dicha estrategia.

En Venezuela, en materia humanitaria el gobierno de Hugo Chavez mantiene en la practica una politica contradictoria que podriamos calificar de "tolerancia excluyente"; digo "tolerancia" porque los refugiados entran al pais y son acogidos, pero no integrados ni reconocidos, porque las politicas del Estado los mantiene excluidos. El conflicto colombiano ha traspasado las fronteras no solo en lo relativo al desplazamiento de la poblacion civil, sino que tambien los actores en conflicto en Colombia comienzan a hacer alianzas con los actores polarizados y en conflicto politico en Venezuela. Y, claro, en medio de todo esto, esta la poblacion que huye de Colombia hacia Venezuela y que, una vez en Venezuela, sigue encontrandose bajo la influencia de su propio conflicto de origen, en una situacion de mayor vulnerabilidad al hallarse en un pais extranjero...

¿Como es el trabajo del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) en Venezuela con los refugiados que llegan de Colombia? ¿Hay algun tipo de implicacion politica o se limita a atender las necesidades basicas de dichos refugiados y refugiadas?

El SJR Venezuela, cuando en 1999 tuvo lugar el proceso constituyente, se implico mucho a nivel politico a fin de influir en la Constitucion Nacional para que apareciera un articulo relativo al refugio. Despues estuvimos trabajando en la propuesta de ley para la Asamblea Nacional y, si bien la ley que se aprobo no fue al 100% la que nosotros habiamos propuesto, si fue una ley bastante respetuosa con nuestros planteamientos. A continuacion, tuvimos bastante relacion con el alto gobierno de entonces, pero en el 2002, despues que tuvo lugar el golpe de Estado que destituyo a Chavez por un dia y que despues por aclamacion popular Chavez retomo el poder, se nos cerraron todas las puertas para el dialogo. Despues del 2002, comenzo la linea dura del chavismo. Y, desde entonces, cada vez nos ha resultado mas dificil la incidencia politica y la negociacion.

Asi que estamos trabajando ahora como siempre a nivel de campo, en una incidencia local, acompanando a las organizaciones que trabajan con los refugiados... y, a nivel nacional, intentando establecer nuevas plataformas para el dialogo, esto no es facil por el cierre de los espacios democraticos.

A nivel de campo, el JRS atiende a los solicitantes de refugio a traves de una serie de programas de integracion comunitaria, micro creditos, acompanamiento juridico, acompanamiento para el empoderamiento de las mujeres, programas de prevencion contra el reclutamiento de ninos.

¿Como son las relaciones entre Colombia y Ecuador? ¿De que modo se trasvasa el conflicto colombiano y cual es el trabajo que desarrolla el JRS en esta frontera?

En Ecuador, a partir de 2006, el JRS ha vuelto a trabajar en frontera porque, cada vez mas, este pais se esta viendo afectado por el problema de las fumigaciones de los cultivos de coca colombianos que afecta a la ecologia y a las comunidades en el lado ecuatoriano. Esta practica afecta a la ecologia y genera movimientos de comunidades que se refugian en territorio ecuatoriano, a demas, estas fumigaciones representan un problema de salud publica para Ecuador.

Desde que el presidente Rafael Correa llego al poder, ha tratado de poner solucion a este asunto. Tambien porque esos territorios ocupados para el cultivo sirven de alojo a miembros de las FARC, con las consecuencias que eso conlleva. Correa ha declarado el Plan Ecuador, sin embargo, desde la experiencia del JRS en Ecuador, no se trata sino de una declaracion de buenas intenciones que aun han de traducirse en politicas concretas. (Esperamos que la nueva constitucion las tenga en cuenta).

Aprovechando esa coyuntura, el JRS tambien se encuentra en Ecuador interviniendo en el proceso constituyente, haciendo propuestas en terminos de migracion y refugio. La verdad es que la postura de Correa favorece en gran medida la capacidad de incidencia del JRS, y el hecho de que muchas de las personas que componen el gobierno provengan de ONG y organizaciones de derechos humanos genera un escenario prospero para configurar un nuevo Estado garantista.

En Ecuador el JRS acompana a varias organizaciones de migrantes y refugiados para que estas desde sus capacidades inicien un proceso de participacion en el pais. Tambien tiene programas de micro credito en las zonas de frontera y acompana juridicamente a las personas para que se le respeten sus derechos.

¿Y cual es la peculiaridad de la expansion del conflicto Colombiano en Panama? ¿Que dificultades encuentra el JRS a la hora de incidir en esta zona?

En efecto, como hemos visto, existe un conflicto regional que en cada pais se expresa de una manera distinta de acuerdo a la relacion que mantenga con Colombia. En lo que respecta a Panama, hay una particularidad bien interesante que tiene que ver con todo el tema del desarrollo asiatico.

Si tu ves el mapa de America Latina en el siglo XX, las grandes dinamicas de intercambio comercial entre las principales ciudades se fueron concentrando en las costas del Atlantico, y Panama se constituyo en un espacio estrategico para el comercio, de ahi que se abriera el Canal, para facilitar el intercambio entre el Pacifico y el Atlantico. Pero ahora, En el siglo XXI, con el desarrollo de Asia, toda la zona pacifica americana se esta convirtiendo en una zona comercial prioritaria y Panama esta ampliando su canal.

Esta situacion, unida al propio conflicto colombiano, esta motivando la expulsion de muchas personas hacia Panama, incluso por la frontera a traves de la provincia de El Darien. El problema de El Darien es que es una zona muy selvatica y, por lo tanto, de dificil acceso hacia la ciudad de Panama, por lo que ha terminado por convertirse en un campo de confinamiento para muchos refugiados y refugiadas, no solo por el aislamiento, sino tambien por el peculiar estatus que el gobierno panameno ha inventado para ellos "protegidos humanitarios temporales" (PTH). Este estatus no esta reconocido por el Derecho Internacional Humanitario, de modo que los PTH carecen de los minimos derechos; no pueden trabajar, por lo que no tienen dinero para comprar alimentos, no tienen garantia de una vivienda, etc. Es una situacion muy dramatica.

Y, por si fuera poco, en el territorio de El Darien coexisten los pueblos indigenas y las poblaciones afrocolombianas desplazadas tiempo atras que, pese a tener derecho de propiedad sobre sus tierras, sufren la extorsion de los paramilitares y guerrillas que quieren expulsarlos a fin de ampliar su acceso al Canal y alimentar sus intereses comerciales (narcotrafico, trafico de armas, trafico de personas, etc.).

Es un escenario bien complicado. El contraste social en la ciudad de Panama es impresionante. Desde el punto de vista economico, la sociedad esta muy polarizada, y esto -junto a la proximidad del Canal- es un caldo de cultivo idoneo para la aparicion de brotes xenofobos dada la cantidad de migrantes que estan llegando a Panama. El gobierno acaba de sacar una ley migratoria muy restrictiva y dura.

El contexto politico panameno tampoco acompana. Esta marcado por esa dinamica global de comercio a gran escala que acaba por olvidar el desarrollo equitativo de su propia poblacion. Una de las demandas mas apremiantes de los ciudadanos panamenos es el derecho al trabajo (sobre todo por parte de los refugiados, quienes encuentran numerosas trabas burocraticas para conseguir permisos laborales).

El JRS, en medio de estas circunstancias, trata de incidir en tres ambitos, fundamentalmente: el confinamiento de las personas refugiadas, el derecho al trabajo y la defensa de los derechos de los ninos y ninas. Pero la cosa esta muy complicada en Panama.

¿Y el JRS esta presente en Brasil? ¿El conflicto colombiano tambien se expande por esa frontera?

Brasil es el cuarto pais que hace frontera con Colombia y, desgraciadamente, tampoco escapa a la influencia negativa del conflicto. El JRS esta en tramites de establecerse en esta zona fronteriza en Manaos. Ya hicimos un estudio de aproximacion y este ano mantendremos varias reuniones con los jesuitas de la zona para ver que trabajo conjunto podriamos desempenar.

La ciudad colombiana de Leticia (que es la que hace frontera con Brasil) es un punto bien critico a nivel de desplazamientos interno y desde esa zona, entre otras, es de donde sale la gente que se refugia en Manaos, Brasil. En Manaos esta ubicado el SARES, el centro social de los jesuitas en la frontera. Fueron ellos los que se pusieron en contacto con nosotros, a sabiendas de nuestra labor, a fin de proponernos colaborar mano a mano en el tema de refugiados colombianos en Brasil.

Personalmente, creo que es un reto muy interesante, ademas de necesario, dada la agudizacion del conflicto colombiano.