Pricing Table Particle

Quickly drive clicks-and-mortar catalysts for change
  • Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up

Acceso

REDES y la Justice Coalition of Religious hemos organizado un side event dentro del programa oficial del Foro Político de Alto Nivel de ONU (FPAN). Del 6 al 15 de julio este Foro es el evento global en el que la comunidad internacional revisa el avance de la Agenda 2030 y los ODS.

REDES nació por el interés de diversas congregaciones de sumar esfuerzos para mostrar una voz común, solidaria con las mayorías descartadas: Una red que sea un referente reconocible en incidencia politica en cooperacion y educacion para el desarrollo, dando voz a aquellas personas hermanas que no son escuchadas.

Este enfoque se ha visto reforzado tanto con Laudato Si‘ como con la reciente encíclica Fratelli Tutti, que reflexiona ampliamente sobre la caridad social y política. La fragilidad de los sistemas mundiales frente a las pandemias ha evidenciado que no todo se resuelve con la libertad de mercado y que, además de rehabilitar una sana política que no esté sometida al dictado de las finanzas, «tenemos que volver a llevar la dignidad humana al centro y que sobre ese pilar se construyan las estructuras sociales alternativas que necesitamos. (Fratelli Tutti 168)

Las congregaciones, especialmente las representadas en REDES y JCoR, sentimos la llamada a buscar alianzas y estructuras orientadas al Bien Común. Somos conscientes de que en este cambio de época, ante la amenaza de la crisis ecosocial, debemos redoblar el trabajo hacia nuestros fines,  compartendo las aspiraciones y el camino con la multitud de entidades que los comparten, desde cualquier otra inspiración laica o religiosa. Acogemos así con esperanza el marco de la Agenda 2030 como herramienta para dar los necesarios pasos concretos.

El 12 de julio, 13.30h (Hora española) celebraremos un inspirador encuentro en el que compartiremos algunos ejemplos de buenas prácticas impulsadas por congregaciones religiosas que contribuyen directamente a la consecución de los ODS que son objeto de revisión este 2021 en el FPAN. Este encuentro se iniciará con los mensajes de M. A. Moratinos, Alto Representante para la Alianza de Civilizaciones (UNAOC), A. R. Amayuelas, representante de la alianza de la sociedad civil Futuro en Común y Sor A. Smerilli, subsecretaria del Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral del Vaticano. Podrá seguirse en inglés, francés y español.

Enlace a la web del evento.

 

Hacia una ley de debida diligencia de derechos humanos y medioambientales en España

La ausencia de normativa vinculante para las empresas que operan en entornos multinacionales ha puesto en evidencia, en demasiadas ocasiones, como las empresas han eludido su responsabilidad por los impactos ocasionados en las personas y en el planeta.

También, se ha demostrado que las iniciativas voluntarias como medio para evitar las vulneraciones de los derechos humanos y medioambientales han fallado, por la ineficacia de los compromisos asumidos si no conllevan una verdadera gestión de los riesgos y de los impactos que ocasiona la actividad empresarial. Las víctimas de abusos corporativos sobre los derechos humanos y medioambientales también se encuentran desamparadas para poder acceder a la justicia.

La regulación de la debida diligencia sobre empresas y derechos humanos y medioambientales ha entrado de lleno en las agendas públicas de muchos países de nuestro entorno y España no puede quedarse atrás.

En este contexto, el próximo 24 de junio a las 10:30h, la Plataforma por las Empresas Responsable, conformada por 12 organizaciones de la sociedad civil, entre las que se encuentran Enlázate por la Justicia, Alboan y Entreculturas, se presenta formalmente para trabajar conjuntamente en la aprobación en España de una ley en materia de debida diligencia que asegure que las empresas españolas y las empresas extranjeras que operan en España se hagan responsables de las violaciones de los derechos humanos y medioambientales que causen o hayan contribuido a causar en el ejercicio de sus actividades.

ACTO 24 DE JUNIO

-        Introducción.

-        La elusión de la responsabilidad sobre los derechos humanos y medioambientales en las empresas españolas.

-        ¿Por qué es necesaria una ley en España de debida diligencia en materia de derechos humanos y medioambientales?

-        La Plataforma por las Empresas Responsables.

En el acto participan los siguientes portavoces de la Plataforma por las Empresas Responsables:

-       Almudena Moreno. Alianza por la Solidaridad

-       Miguel Ángel Soto. Greenpeace

-       Sara García. Unión Sindical Obrera

-       Marta Mendiola. Amnistía Internacional

-       Isabel Tamarit. Observatorio de RSC 

24 DE JUNIO de 10:30 a 11:15

Acto online

Inscripción https://zoom.us/webinar/register/WN_owZDyCfzQxSdPm8cBIiN9Q

A los 6 meses de entrada en vigor del Reglamento europeo sobre minerales en conflicto, el grupo de ONG que seguimos en España su aplicación analizamos en esta nota de prensa los primeros avances y advertimos de los riesgos de que las empresas importadoras eludan sus obligaciones.

El objetivo último del Reglamento es interrumpir el nexo entre la extracción y el comercio de minerales, por un lado, y los conflictos violentos, la corrupción y la fragilidad estructural, por otro. En concreto, se aplica a los minerales conocidos como 3TG (Estaño, tungsteno/wolframio, tántalo y oro) procedentes de zonas de conflicto, entre las que destaca África Central. Según la Comisión Europea, se estima que las obligaciones de diligencia debida en virtud del Reglamento se aplican a entre 600 y 1.000 importadores de la Unión, de los cuales entre 20 o 25 operan en España.

Junto a Alboan y Justicia y Paz, REDES participa en el informe presentado por la sociedad civil a nivel europeo. Aunque cada estado miembro debería tener ya especificadas las normas de vigilancia de la aplicación a nivel nacional, España está muy retrasada en la lista. En general, reclamamos un menor margen de interpretación por los Estados para que pueda aplicarse un régimen de infracciones en caso de incumplimiento. Necesitamos también una mayor transparencia para para poder vincular la producción de minerales en origen con las importaciones directas a la Unión Europea. Por último, la aplicación de umbrales de volumen de importación para determinar las empresas cubiertas por la ley permite que las empresas eludan el Reglamento al utilizar redes de operadores independientes que importen en diferentes Estados miembro cantidades de mineral por debajo de los umbrales establecidos.

El seguimiento de este Reglamento es especialmente interesante porque es un ejemplo de legislación de diligencia debida, un caso particular de la que venimos reclamando junto a Enlázate por la Justicia, que cubre solo a las empresas que explotan estos minerales en conflicto.

Como han demostrado abundantes publicaciones recientes, a pesar de las importantes fuentes de desarrollo que podrían ser la explotación y el comercio de minerales se han convertido en motores de violaciones de los derechos humanos y de corrupción a gran escala, y han socavado el Estado de Derecho, el desarrollo democrático y la protección de los recursos naturales de los países productores.

En Laudato Si’ 173, Francisco advierte: “Hacen falta marcos regulatorios globales que impongan obligaciones y que impidan acciones intolerables, como el hecho de que empresas o países poderosos expulsen a otros países residuos e industrias altamente contaminantes.” Las entidades de Iglesia, junto al resto de la sociedad civil, estamos atentas para monitorear que, una vez aprobadas las leyes necesarias, se apliquen conforme a su justa intención y no se pongan trabas a su aplicación.

REDES ha participado en el reciente Foro de Pensamiento Estratégico organizado por la plataforma Futuro en Común, que engloba múltiples entidades de diversos sectores de la sociedad civil (acción social, infancia, ecologistas, feministas, migraciones y justicia global, entre otros). Junto a REDES, que se adscribe al sector de Justicia Global, distintas entidades eclesiales participan en estos diferentes sectores de Futuro en Común: Cáritas, Entreculturas, Manos Unidas. 

El objetivo del Foro ha sido reflexionar conjuntamente cómo posicionarnos ante la sociedad y la administración en el contexto de los distintos procesos estratégicos en los que España se encuentra. La Agenda 2030, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que pretende ayudar a la recuperación post pandemia, y la estrategia España 2050 recientemente presentada por el Gobierno. Sin duda se trata de un „momento tectónico“, como se señalaba en el Foro, en el que todo está cambiando y nos abrimos a oportunidades y amenazas en el camino del Bien Común en el que las entidades de Futuro en Común nos reconocemos. Es bueno constatar que algo se mueve, en respuesta al cambio de época y la crisis socioambiental que Francisco viene identificando desde su primer magisterio.

Reconocíamos en el Foro que se ha avanzado mucho en la agenda social en los últimos decenios. Cuestiones fundamentales se han situado firmemente en la agenda política y de la sociedad: la desigualdad, especialmente de género, la crisis climática, las cuestiones migratorias. Hace no muchos años, estas reivindicaciones sociales se recibían con indiferencia y silencio desde las administraciones y los poderes económicos. Ahora todos los actores debaten y se posicionan ante ellos: las empresas, las distintas administraciones descentralizadas, los centros de pensamiento, y también dentro de la Iglesia. La urgencia de la crisis ha calado y, aunque esta sea una mala noticia, debemos felicitarnos de que nos la estemos tomando en serio. Y, lógicamente, hay voces que se oponen a consolidar esta agenda social.

Entre las 3 estrategias que coexisten en este momento, la Agenda 2030 y sus ODS es el referente de Futuro en Común. Esta forma parte de un acuerdo global de la comunidad internacional, y tiene todo el vigor para seguir profundizando en ella. Ha permeado además en la sociedad, desde las escuelas, a las universidades, las empresas, y también en las entidades eclesiales. Aunque debemos monitorear las decisiones más urgentes, como el destino de los 70 millones de euros que España podría recibir de Europa, nuestra óptica debe ser la global de la Agenda 2030. En el Foro se denunciaba que no hay coherencia entre esta y las otras 2 estrategias (Plan de Recuperación y España 2050): no se utilizan los mismo indicadores y metas prácticas; por otra parte, las metas de la Agenda 2030 son más exigentes que las del Plan España 2050. No parece posible por tanto satisfacerlas conjuntamente tal como están planteadas. Por otra parte, como ya viene denunciando Futuro en Común, las opciones que la administración ha dado para que la sociedad civil participemos en estos procesos son insuficientes y de poca calidad: se nos exige, por ejemplo, una rapidez de análisis inabordable por nuestras entidades para documentos de más de 800 páginas.

La necesidad de una transición justa es uno de los consensos claros en Futuro en Común: la adaptación necesaria para responder a la crisis ecosocial debe respetar la situación de las capas sociales excluidas, para que este proceso ilusionante hacia la economía verde y circular no vuelva a dejar atrás a los de siempre, dentro y fuera de España. Por otra parte, el último Eurobarómetro confirmaba que solo el 7% de la sociedad española confía en los partidos políticos, el 12% en las Cortes, y tampoco se salvan los medios de comunicación. Junto a este panorama, la creciente polarización social reclama invertir en espacios de encuentro, construir comunidad, reconciliar, crear consensos. Este es una tarea en la que las entidades de Iglesia tenemos mucho que decir, porque la comunidad está en nuestra misión/vocación. Estamos llamados a fortalecer el consenso en torno a los Derechos Humanos y los valores de la justicia social, para que no estén sujetos a los vaivenes del corto plazo de los partidos. "La buena política busca caminos de construcción de comunidades en los distintos niveles de la vida social, en orden a reequilibrar y reorientar la globalización para evitar sus efectos disgregantes" (FT 182). Esa pedagogía hacia la base de la sociedad es la que nos dará robustez para generar sociedades cohesionadas e inclusivas, en todas las dimensiones del término, que puedan afrontar los retos y tensiones que nos genera la diversidad (migrantes, minorías...). 

Así pues, las entidades eclesiales estamos llamadas a tejer sociedad civil. Como se sugería en el reciente proceso de reflexión en la alianza Enlázate por la Justicia, Fratelli Tutti es un instrumento para esta tarea en un momento amenazado por la fragmentación social, la desvinculación y la soledad. Si la llevamos a las parroquias y bases de nuestros grupos, tal como hemos venido haciendo con Laudato Si‘, promoviendo cambios de estilos de vida, estaremos aportando desde nuestra especificidad eclesial a este proceso esperanzador que debemos caminar junto a la diversidad de las entidades sociales, como es el caso de Futuro en Común. 

Nos sentimos felices y orgullosos de anunciar que somos más de 100 entidades en todo el mundo reflexionando juntas sobre el Pacto Educativo Global a través del cuestionario disponible en portugués, inglésfrancés y castellano.

Las respuestas recogidas hasta la fecha proceden de España, Honduras, Venezuela, Costa de Marfil, India, Ghana, Australia, Brasil y Filipinas, entre otros lugares. El objetivo es generar una reflexión común para contribuir a la propuesta de Pacto Educativo Global que lanzó el Papa Francisco en 2019. 

Con el resto de nuestras aliadas de Enlázate por la Justicia, seguimos convencidas y comprometidas porque la creatividad de todos los agentes implicados es uno de los mejores instrumentos para lograr la Transformación de la Educación en el planeta: “Educar es siempre un acto de esperanza que invita a la coparticipación y a la transformación de la indiferencia en otra lógica, capaz de acoger nuestra pertenencia común” Objetivo Laudato Si’ nº5 sobre educación ecológica.

Al hilo de la Semana de Acción Mundial por la Educación, SAME 2021, lanzamos en abril el cuestionario a toda la comunidad educativa, colectivos, instituciones religiosas y laicas, de educación formal y no formal, para compartir su visión y reflexión sobre el Pacto Educativo Global y la Educación Transformadora. La Educación es y será uno de los grandes motores de cambio y transformación social, y una herramienta fundamental en la erradicación de la pobreza.

Desde el Equipo de Educación de REDES estamos muy agradecidos a todas las entidades participantes por el compromiso mostrado - más del 50% han respondido tras una reflexión colectiva-, y queremos seguir sumando experiencias. No queremos parar este proceso porque cuantos más seamos aportando con creatividad, audacia y desde diferentes perspectivas, la riqueza será mayor. Hemos ampliado el plazo de recepción de respuestas hasta el 30 de septiembre, para seguir recibiendo aportaciones, tanto de España como de otros lugares. Os invitamos a hacer extensivo el cuestionario a cuantas entidades en otros lugares del mundo trabajan por los mismos objetivos.

La educación, por tanto, se propone como el antídoto natural a la cultura individualista que, a veces degenera en un verdadero y auténtico culto del yo y en la primacía de la indiferencia. Nuestro futuro puede ser la división, el empobrecimiento de la capacidad del pensamiento y de imaginación, de escucha, de diálogo y de mutua comprensión. Nuestro futuro no puede ser esto. Hoy hay necesidad de una renovada época, de esfuerzo educativo que implique a todos los miembros de la sociedad (Papa Francisco,  Mirar más allá - Pacto Educativo Global, octubre 2020)

CONSENTIMIENTO COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Política de Cookies. Saber más

Acepto

¿Te gustaría que tu entidad se sume a REDES?

Boletín de noticias